13 de julio de 2015

PIERRE LEMAITRE



Pierre Lemaitre (París, 1951) alcanzó en 2013 la gloria literaria al obtener con Nos vemos allá arriba (Au revoir là-haut) el prestigioso Premio Goncourt. Ambientada en los tiempos de la Primera Guerra Mundial, la novela contiene momentos de brillantez enraizados en la gran narrativa francesa del siglo XIX (pensamos en Flaubert, por ejemplo).
Felizmente para nosotros, el éxito del Goncourt ha hecho que las editoriales españolas estén publicando sus anteriores novelas de trama criminal, ganadoras de una buena colección de premios. En pocas palabras, Pierre Lemaitre es lo mejor que nos ha ocurrido a los aficionados al género negro en los últimos meses. En cada una de sus obras demuestra dominar con envidiable facilidad algo al alcance solo de los grandes narradores. Algo tan intangible y tan difícil como la capacidad de atrapar y conducir a su antojo a un lector rendido ante tramas sorprendentes y sobrecogedoras.
Repasemos lo traducido hasta el momento.
 

Irène (Travail soigné, 2006), publicada por Alfaguara, es la novela que inicia la serie protagonizada por Camille Verhoeven, comandante de la Brigada Criminal. Camille combina su baja estatura con su sólido prestigio profesional. Está casado con Irène. Esperan su primer hijo y son felices. Al menos hasta que irrumpe en escena un asesino en serie que reproduce con escalofriante exactitud los crímenes descritos en conocidas novelas. American Psycho (Bret Easton Ellis), La Dalia Negra (James Ellroy) y Roseanna (Maj Sjöwall y Per Wahlöö), entre otras, sirven de inspiración al psicópata. En su magnífica primera novela, Lemaitre demuestra conocer el género negro y jugar con él.
Alex (2011), edición de Círculo de Lectores, es la segunda novela de la serie Camille Verhoeven. Cuatro años después de lo ocurrido en Iréne, el comandante solo acepta casos menores. “Se ocupa de crímenes pasionales, riñas entre profesionales y asesinatos entre vecinos… Nada de raptos.” El secuestro de Alex, una hermosa mujer de treinta y cinco años,  hace que Verhoeven se vea obligado a abandonar su propósito. Lemaitre nos propone una cruda reflexión moral sobre la venganza.

En Vestido de novia (Robe de marié, 2009), publicada por Alfaguara, no encontramos al comandante Verhoeven. Más que una novela policíaca se trata de un angustioso thriller psicológico tan perfectamente ensamblado que anticipar detalles de su trama supone destrozar la intriga a los futuros lectores (y no es un tópico). Solo podemos desvelar que la protagonista es perseguida como sospechosa de unos crímenes que ella no recuerda haber cometido. Una novela por concepto y por estructura absolutamente original. Una obra maestra.

Licencia Creative Commons

2 comentarios:

  1. El asombro con el que devoré "Nos vemos allá arriba" me llevó a "recaer" una y otra vez en Pierre Lemaitre, y a disfrutarle en cada "recaída". Una de las joyas francesas de la temporada.
    Veo que no he sido la única.
    Desde Daniel Thiery ("Clavos en el Corazón") a Jean Luc Bannalec ("El misterio de Pont-Aven" ó "Muerte en las islas") alemán de nacimiento pero Bretón hasta el seudónimo. Los vecinos de arriba gozan de una salud envidiable en lo que a novela negra se refiere. Casi tan buena salud coma la de su cine de los últimos años.
    ¡Qué envidia!

    ResponderEliminar
  2. Saludos, Doctora. Me alegra saber que seguimos coincidiendo en nuestras aficiones negras.

    ResponderEliminar