9 de agosto de 2008

STIEG LARSSON: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES


Entusiastas críticas y ventas millonarias en Europa precedían a la edición española de Los hombres que no amaban a las mujeres, la primera novela de la trilogía Millennium, del escritor sueco Stieg Larsson.

Del autor se sabía que había fallecido de un ataque cardiaco cuando tenía 50 años y estaba a punto de ver publicada su primera obra. Larson era un periodista especializado en temas sociales y políticos (la extrema derecha, la violencia contra las mujeres, la corrupción financiera…), gran aficionado al género negro, que cuando cumplió 47 años se decidió a escribir su primera novela. Al parecer, lo hacía compulsivamente en sus ratos libres. Tras su muerte, sus herederos se disputan la herencia. Todo muy novelesco, en efecto.

Con tales precedentes (“La novela de la década”, «figura legendaria, cuyo extraordinario genio literario ha creado una de las obras literarias más importantes del siglo XXI... Las tres novelas constituyen un auténtico fresco de la sociedad moderna que no puede compararse a lo que ningún escritor de novela criminal ha hecho nunca antes.») afronté la lectura de las 665 páginas de Los hombres que no amaban a las mujeres con la lógica cautela, el inevitable recelo, ¿una atinada campaña publicitaria más?

Los primeros capítulos y la trama remiten a lo más clásico de la novela policíaca europea: P. D. James, Henning Mankell, por supuesto, e incluso, sí, Agatha Christie. Por este lado, nada sorprendente ni extraordinario. El argumento, incluso, deja una sensación de déjà vu: tras treinta y seis años continúa sin resolverse el misterio de la desaparición de una joven perteneciente a una rica familia de empresarios suecos. Además, el suceso tuvo lugar en una isla propiedad de esta familia. Encontramos, así, otro ingrediente clásico: el caso de la habitación cerrada, a lo que se alude explícitamente en la novela.

La lectura transcurre si mayores emociones ni sobresaltos hasta que hacia la mitad de la obra encontramos el que considero el mayor logro del autor: el encuentro entre los dos protagonistas de la serie Millennium que sitúa al lector en una nueva dimensión argumental y que acelera la máquina narrativa.

Por un lado, encontramos al muy ortodoxo Mikael Blomkvist, periodista y fundador de la revista Millennium, especializado en la investigación de trapos sucios empresariales. Por otro lado, su contrapunto: la muy heterodoxa Lisbeth Salander, que trabaja en una empresa de seguridad haciendo uso de una pericia informática nada legal.

En mi opinión, lo mejor de la novela está en esta pareja de personajes y en su crítica social. Destaca, en este sentido, la denuncia de la violencia contra las mujeres, de la corrupción de los nuevos empresarios sin escrúpulos a los que nuestra sociedad capitalista ha puesto en bandeja el pelotazo, o del fascismo que acecha oculto. Precisamente, los mismos temas que el Stieg Larsson periodista dominaba.

En definitiva, correcto inicio novelístico de Stieg Larsson. Da la impresión de que Los hombres que no amaban a las mujeres promete más de lo que ofrece, que se trata de un buen aperitivo que anticipa las delicias que se nos servirán a continuación. Mientras tanto, esperamos con impaciencia la siguiente entrega de la serie: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina que nos devolverá a la insólita pareja formada por Mikael Blomkvist y Lisbeth Salander.

Stieg Larsson: Los hombres que no amaban a las mujeres, Ediciones Destino, junio de 2008.




6 comentarios:

  1. Creo que depués de leerte y con la tuya ya son varias las críticas positivas de esta obra es hora de rascarse el bolsillo y comprarse el libro para estas vacaciones... Un saludo!!! y a disfrutar del verano! Erica

    ResponderEliminar
  2. Sigo tu blog desde hace tiempo, ya que yo tambien soy ferviente seguidor de las novelas de Connelly. Respeto mucho tus opiniones y comparto cien por cien algunas de ellas asi que probaré a Larsson a ver que tal.

    Por cierto, ¿has leido a John Connolly y su serie del detective Charlie Parker? Personalmente también me gustan muchísimo.

    De lo demás he leido a P.D.James, Mankell (que no me acaba a mi de convencer, seré raro...) y Ellroy y estoy abierto a nuevas propuestas.

    También tengo previsión de embarcarme en un futuro no muy lejano a la escritura de algun libro del género a ver si me salgo con la mía.

    Un saludo!! Estaré atento a tu respuesta!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu amable comentario.
    He leído a John Connolly. Me gustan sus personajes y sus argumentos; pero no me gusta su tendencia al esoterismo ("El poder de las tinieblas" es un título significativo). Espero hacer pronto un comentario sobre "Atormentados", que creo que su última novela publicada.

    ResponderEliminar
  4. Estaba buscando información sobre Patti Smith y me encontré tu blog que me atrajo y tiene ciertos puntos de coincidencia con el mío, si te einteresa, la dirección es amblalluna.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo contigo, una buena novela.
    Un comienzo poco interesante, pero hacia la mitad del libro, completamente adictiva, al menos en mi caso,no puedes dejar de leer.
    Buena novela para pasar unas cuantas horas entretenida.
    Seguiré pendiente de tu blog, seguro que me enteraré de la siguiente entrega más rápidamente.

    ResponderEliminar
  6. No es un pestiño, desde luego que no, pero la de "Los hombres que no amaban a las mujeres" está sobrevalorada. Tanto revuelo no viene a cuento. Sherlock Holmes hubiese solucionado el enigma en menos de 20 páginas.

    ResponderEliminar